#17 UNA TARDE DISTÓPICA

#17 UNA TARDE DISTÓPICA

Todo preparado.

Sábado. El sol bajando. En la mesa boles llenos de aperitivos con colores que casi nadie atribuiría a nada comestible y una bebida carbonatada que conseguiría borrar el sentimiento oxidado de algún tornillo de esos que parecen haber conseguido plaza a través de una oposición.

¡Hoy será una tarde de peli y sofá!

Siempre me ha gustado la ciencia ficción y esas realidades imposibles que, a veces, plantea. Puede que hoy le toque el turno a algo de cine distópico: ese que propone sociedades atroces en esencia, marcadas por instrumentos de control y con una información, normalmente, gestionada por algún pseudolíder con complejo paterno de una forma restringida. Ese que presenta a individuos conformistas y apartados de la filosofía; que no se oponen a nada porque, en realidad, la pereza que los envuelve no les permite diferenciar a lo que han de oponerse. Autómatas que creen vivir en un mundo perfecto. Sociedades dirigidas por marionetas políticas con hilos movidos por la fuerza de grandes corporaciones, donde la ansiedad del ciudadano se controla a través de pantallas colocadas en cualquier esquina y donde surgen modas imposibles que parecen creadas por algún diseñador puesto de LSD.

¡Lo dicho! Hoy… tarde de ciencia ficción!?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *